Vengo Altiro. Piropo Chilensis.

martes, mayo 10, 2005

Chile, creación colectiva

Nuestro país muchas veces nos resulta como algo invisible, una herencia merecida, algo que nos tocó y un regalo para algunos o un mal necesario para otros.

Personalmente miro con preocupación a quiénes piensan de esta manera. Chile no es sólo miles de kilómetros de mar y tierra, o 15 millones de habitantes. Chile es más bien, una creación colectiva, antepasados públicos o desapercibidos que han colaborado en construir lo que hoy tenemos, gozamos o sufrimos, es en definitiva lo que los chilenos en nuestro pasado común y en nuestro futuro (también común) seamos capaces de construir.

No podemos, si nos importa ese (también común) futuro entre chilenos, entendernos sólo como beneficiarios o testigos de las políticas y caminos que el país toma.
Atinar es, desde mi óptica, dejar la mezquindad e ilusoria comodidad de ser un observador.
Chile tiene un capital dormido; la tremenda creatividad, pasión, y amor de quiénes lo habitamos.
La pobreza, la delincuencia, la educación de excelencia, las buenas o malas instituciones, el respeto honesto entre los chilenos, las amenazas y oportunidades de la globalización, por nombrar preocupaciones relevantes, no son temas a resolver por algunos, más bien, son nuestros (también comunes) desafíos.

Chile es nuestra creación colectiva!