Vengo Altiro. Piropo Chilensis.

sábado, junio 04, 2005

Me fascina, pero no tengo tiempo... estoy agobiado.

“Me encantaría pero estoy loco de cosas que hacer”,”compadre realmente no me da la agenda”, “Pucha, que choro, pero en qué momento”.


Me impresiona que tengamos tan instaladas estas frases en nuestras conversaciones, vivimos llenos de anhelos pero nuestras agendas no nos permiten realizarlos.
Recuerdo que cuando estaba en la universidad, mi padre me pidió una serie de cosas que eran necesarias hacer hacer en mi casa. Mi respuesta fue precisamente “Papá en que momento, tengo miles de actividades”. Pero Jorge, replicó, tú y yo tenemos las mismas 24 horas del día, tú y yo somos personas inteligentes, ¿Qué hace que yo sea padre, marido, dueño de una empresa con bastantes empleados, encargado de mantener nuestra familia, y más aún tengo tiempo para cosas de la casa?

En ese tiempo no tomé conciencia de esa pregunta, pero con los años me pareció digna de ser reflexionada. ¿Por qué hay personas que tienen muchas mayores responsabilidades y ocupaciones que las que tengo yo, y con las mías apenas tengo tiempo para dormir? ¿De qué depende?
Cualquier persona que aspira a llevar a cabo sus anhelos personales, sociales, empresariales, artísticos, deportivos, u otros, puede caber de muy buena manera esta pregunta.

Considero que el trabajo duro es por cierto una variable, pero quizás no la más importante.
Mi punto es la capacidad de aprender, aquella “habilidad” que claramente podemos ver en su mayor expresión en los niños y que olvidamos a medida que vamos creciendo.
Los adultos nos vamos poniendo rígidos y arrogantes, no saber en nuestra cultura es un signo de debilidad que no queremos desnudar bajo ningún punto de vista.

El aprender vamos a interpretarlo no como entender, sino como la capacidad de hacer algo que antes no podía hacer. Es decir, vinculada a la capacidad de acción.
Yo he podido observar cómo año tras año, voy teniendo capacidad de realizar cosas que para mi antes habría sido inimaginable de poder hacer. Y cómo en mi lo he observado, también en muchas personas a mi alderredor.

Una pregunta importante que podríamos hacernos es ¿qué tengo que aprender para hacer con mayor excelencia y eficiencia lo que normalmente hago?
Y una segunda y trascendental pregunta es ¿Quién lo sabe hacer para que me pueda enseñar?

2 Comments:

  • Es primera vez que visito su blog, y me parecio interesante el tema. Pues bien aún soy joven y por ello creo que cada día aprendemos y también nos equivocamos con la misma facilidad. El tiempo corre, igual como las estrellas fugaces, solamente que algunos saben aprovechar bien esas instancias.

    Saludos.
    Abuliasuasome.blogspot.com

    By Anonymous Anónimo, at 9:33 p. m.  

  • Keep up the good work »

    By Anonymous Anónimo, at 6:18 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home